fbpx

El caqui es una fruta dulce y carnosa de origen asiático que llegó a Europa entre los siglos XVII y XIX, cultivándose inicialmente como planta ornamental y por su madera.

Existen más de mil variedades de caquis, aunque solo se cultivan comercialmente un puñado de ellas. Este fruto aporta hidratos de carbono, principalmente fructosa y glucosa, lo cual lo convierten en un alimento nutritivo y energético.

Producción de Caqui

España es el quinto productor mundial de caquis en el mundo y el primer exportador, la demanda de caqui en España se encuentra muy concentrada en las regiones del mediterráneo y en Madrid.

El cultivo del caqui en la Comunidad Valenciana, y muy especialmente en la comarca de la Ribera del Xúquer. La expansión de la superficie de cultivo fue ha crecido en los últimos años en España, incluso a un ritmo más rápido que el aumento de la demanda.

El incremento de nuevas plantaciones ya se ha detenido, pero la producción de las plantaciones más jóvenes sigue creciendo. Por lo tanto, la prioridad de los exportadores españoles es buscar nuevos mercados.

La producción de caquis en España ronda las 350.000 toneladas, de las que el 60 por ciento se exporta. Sólo en 2018 se exportaron casi 170.000 toneladas.

La demanda española se encuentra aún muy focalizada cerca de las zonas de producción y conforme más se va al Norte de España la presencia de este producto en los lineales de los supermercados y los detallistas es menor.

A la hora de la comprar esta fruta se han de desechar los ejemplares que presenten un color verde, y hay que elegir preferentemente los que estén intactos, con casquete y tallo incluidos.

El caqui es una fruta muy frágil, que ha de encontrarse muy madura en el momento de su consumo. Si aún está verde, se debe conservar a temperatura ambiente mientras madura.

Dejar un comentario