fbpx

Con la subida de temperaturas, es ideal elaborar platos fríos que supongan un modo de refrescarnos saludablemente, por supuesto sin renunciar al sabor.

Coge papel y boli y anota; con estas recetas saludables sorprenderás este verano. Además como podrás ver, hay recetas para todos los gustos, y todas son sencillas y rápidas de preparar, para que comas saludable y no estés horas y horas en la cocina pasando calor.

Ajo blanco

Una receta tradicional bien fresquita y veraniega que no puede faltar en nuestros menús saludables es el ajo blanco. Una preparación a base de almendra marcona, típica de Andalucía y de algunas zonas de Extremadura, una deliciosa sopa fría nutritiva a la par que saludable.

  • 200 g de almendras marconas sin piel.
  • 3 dientes de ajo medianos.
  • 200 g de miga de pan.
  • Agua al gusto, según el espesor deseado.
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 40 ml de vinagre de manzana.
  • Sal al gusto.

Tan sólo tienes que mezclar todos los ingredientes y pasarlos por la batidora, una vez listo puedes acompañarlo de uvas para darle un toque aún más fresco.

Gazpacho con melón

Un clásico reinventado para sorprender con un sabor muy dulce y fresco.

  • 3 tomates, pelados y muy picados
  • 1 pimiento, verde, cortado a trocitos
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolleta, cortada a tiras
  • 1 zanahoria, cortada a trocitos
  • 1 manzana, cortada a dados
  • medio melón, cortado a dados
  • 1 barra de pan rústico del día anterior
  • pan para tostar
  • 4 cucharadas de aceite de oliva, una y media de vinagre y sal

Tan sólo tienes que mezclar los ingredientes como si estuvieras preparando un gazpacho convencional, o si lo prefieres puedes cambiar o añadir frutas a tu gusto para hacerlo aún más exótico.

Crema de aguacates al tomillo

Esta crema tiene una elaboración muy sencilla, con la que obtendrás un resultado suave que podrás comer solo o acompañado de tostas, pan o picoteo.

  • 4 aguacates
  • 2 tomates rojos bien maduros
  • 1 cebolla grande, pelada y troceada
  • 600 ml de caldo vegetal
  • el zumo de medio limón
  • una ramita de tomillo fresco
  • 1 diente de ajo picado muy finamente
  • aceite de oliva virgen y sal

Calienta un  chorro de aceite en una cazuela, vierte la cebolla y sofríe hasta que se vuelva transparente. Añade el caldo y cuece a fuego suave diez minutos. Añade los aguacates y rocíalos con el zumo del limón. Agrega a la cebolla y tritura todo hasta obtener una crema fina. Pasa por el colador chino y deja enfriar en la nevera. Corta los tomates en daditos, adereza con tomillo y ajo picado, sala y rocíalos con aceite al gusto.

Dejar un comentario